0

Los inmigrantes y el sector inmobiliario

El coste de la vida ha experimentado un incremente en todo el mundo debido a la crisis económica que afrontamos. Este fenómeno no ha dejado de afectar la economía de las familias españolas complicando aún más el acceso a la vivienda aunque se utilice un buscador de pisos con el fin de obtener las mejores ofertas en inmuebles.

Actualmente, la economía no sonríe a los españoles y menos aún a los inmigrantes que  representan el 12,3% del total de habitantes del país. Estos trabajadores se ven muchas veces obligados a alquilar viviendas a altos precios y que, en muchas  ocasiones, no cuentan con muchas de las comodidades que todos damos como indispensables en un hogar.

Las dificultades son aún mayores cuando el inmigrante acaba de llegar a España y no domina el idioma, ya que el contacto con los posibles arrendadores se complica y muchos propietarios rechazan el alquilar sus inmuebles a extranjeros.

Después de  haber superado los inconvenientes que conlleva la llegada a un  nuevo país, el inmigrante se topa con otras trabas además del elevado precio de los pisos: la fianza que les exige el arrendatario, las malas condiciones en las que se encuentran las viviendas a las que pueden acceder, la poca oferta de alquiler, la exigencia de poseer el permiso de residencia y los prejuicios.

En el mercado inmobiliario español existen las llamadas “viviendas de protección oficial” o VPO, un medio se  puede acceder a una vivienda con precios más bajos y facilidades de pago. Sin embargo, para acceder a estas viviendas hace falta cumplir ciertos requisitos como poseer la nacionalidad española o un permiso de  residencia además de participar en un sorteo en el que pocos son elegidos.

Ante estas dificultades impuestas por la situación económica y social, han surgido entidades públicas y privadas que actúan como intermediarios entre los inmigrantes y los propietarios de las viviendas para que ambas partes puedan llegar a un acuerdo y  lograr su objetivo.

Share Button

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *